Alfonso, un sacerdote para la Misión.

La misión que Cristo le ha encomentado llevar entre sus manos. Ahora ls del Señor con las que predicará, llevará su Cuerpo y Sangre, perdonará y aliviará al pueblo de Dios. Muchas felicidades de corazón desde tu Seminario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Iniciativas de Teletrabajo

Página en construcción

Lamentamos las molestias