El milagro de la vocación.

Es una gozada ir descubriendo en la vida a qué Dios te llama, encontrar el sentido a la vida y a las cosas, el tener un "para qué". Poco a poco se van dando los pasos, y el camino se aclara y se atempera. Adelante los llamados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Iniciativas de Teletrabajo

Página en construcción

Lamentamos las molestias