Teletrabajo y Negocios.es contactar.com.es
 

Blog de Teletrabajo

Un lugar en internet donde vamos a desarrollar las diferentes alternativas de teletrabajo y pequeños negocios que podemos iniciar en casa..

Bienvenidos

Información para teletrabajadores

Todo sobre el uso del blog profesionalmente, iniciativas de negocios, marketing, recursos gratuitos, tutoriales. La información es poder.

Ir a Teletrabajo y Negocios.com

Vallebro Comunicación

El apasionante mundo de los emprendedores, lo tenemos en nuestro portal Vallebro.com; todos los recursos necesarios para iniciar un negocio los tiene, junto a la información, en esta web.

Ir a Vallebro.com

Cómo Montar Un Negocio Rápido de Monetizar

Si estás pensando en montar tu negocio, un negocio rápido, o quieres plantear un nuevo servicio que te permita hacer caja de forma rápida, el convertirte en mentor o mentora en aquello en lo que tú eres especialista ahora es más fácil… Tienes una buena oportunidad conociendo el modelo y el sistema para atraer a gente interesada en lo que tú hacer para convertirlos en tus clientes.

Cómo llegué a ser Nº 1 de ventas en Amazon sin ser Robert Kiyosaki

No hace falta ser Robert Kiyosaki (famoso autor de Padre Rico, Padre Pobre) para colocarte como el más vendido de tu categoría en Amazon.

De hecho, yo lo he conseguido hace muy poco con el lanzamiento de mi último ebook (después te lo cuento). Tampoco hace falta tener superpoderes ni escribir mejor que Mario Vargas Llosa. Simplemente es necesario disponer de sentido común y hacer las cosas bien.

Lo digo porque quizás te estés preguntando: ¿Es difícil ser número 1 en Amazon?

Y al respecto podría darte dos respuestas, una buena y otra mala. Si estuvieras delante de mí ahora tendría que preguntarte eso de “¿Cuál quieres que te diga primero: la buena o la mala?”

¿Cuánto cuesta subcontratar el desarrollo de una app en España?

España es el país europeo donde más barato sale subcontratar el desarrollo de una aplicación móvil. Dentro del país, Madrid es donde este servicio se cobra más caro; Sevilla el más barato.

Parece que hoy en día no hay negocio que no cuente con su propia app móvil, una extensión ya natural de la presencia web de toda la vida. Sin embargo, la mayoría de las pymes carecen de medios y conocimientos técnicos suficientes para crear sus propias aplicaciones, optando por la subcontratación de la misma a desarrolladores especializados en esta suerte de tareas. Pero, ¿cuánto cuesta la programación de una aplicación en nuestro país? Read More…

9 FRASES QUE ESTÁN ARRUINANDO TUS SOLICITUDES PARA CONECTAR EN LINKEDIN

La mayoría de los prospectos tienes decenas (o incluso cientos) de invitaciones pendientes en , lo que significa que cuando finalmente lleguen a la tuya, solo le prestarán unos segundos de su atención.

Y con tan poco tiempo, la frase equivocada puede condenarte al montón de invitaciones “ignoradas”.

Si quieres que tus invitaciones lleguen a las bandejas de entrada de tus prospectos, no vuelvas a usar estas nueve frases desalentadoras.

1) “Los dos formamos parte de [grupo de LinkedIn]”.

Sabes que es importante encontrar aspectos en común con tu prospecto. ¿Y qué mejor manera de hacerlo que mencionar un grupo de LinkedIn en común?

En realidad, hay muchas maneras más efectivas. Si pensamos que los usuarios de LinkedIn pueden unirse a 100 grupos, y muchos grupos tienen cientos de miles de miembros, pertenecer al mismo grupo que otra persona no tiene nada de especial. Esta frase hará que el cliente se pregunte “¿y qué?”

Qué decir en cambio: 

Si tu prospecto pertenece a un grupo de menos de 100 personas, entonces saca provecho de esto. Solicita unirte y, una vez que estés dentro, busca algún comentario o publicación que esta persona haya hecho.

Su contribución te dará de qué hablar en tu frase introductoria:

“Me gustó [el comentario, la publicación] útil que hiciste sobre [el tema] en [nombre del grupo].”

2) “¿Estarías dispuesto a concertar una llamada telefónica para analizar cómo [tu producto] puede ayudarte?”

Tratar de concertar una llamada telefónica en la invitación es como proponer matrimonio en la primera cita: demasiado intenso, demasiado pronto. Si no quieres que te rechacen (o incluso te denuncien como spam), destierra esta frase de tu vocabulario para siempre.

Qué decir en cambio: 

En esta etapa, tu único objetivo es simple: quieres convencer al prospecto de que vale la pena añadirte a su red de LinkedIn. Cuando haya aceptado tu solicitud, podrás enviarle un mensaje de agradecimiento para despertar confianza y así poder programar una reunión más adelante.

Para darle una razón para que acepte, pide estar al tanto de su carrera profesional. Por ejemplo, podrías escribir algo como: “Espero poder formar parte de tu red para seguir tu labor en biotecnología.”

3) “Sé que no nos conocemos”.

Si sabes que no conoces a alguien, esta persona también lo sabe, así que no tiene sentido fingir lo contrario. No desperdicies espacio valioso en algo que es sabido por ambos. Además, esta frase solo le recuerda al prospecto por qué no debe aceptar tu invitación para conectarse.

Asimismo, mantente alejado de frases como “nunca nos conocimos, pero…” o “aunque nunca hemos hablado antes…”.

Qué decir en cambio: 

En lugar de reconocer que nunca has visto al prospecto en tu vida, comienza explicándole cómo encontraste su cuenta de LinkedIn. Tu solicitud no solo parecerá menos extraña, sino que te dará la oportunidad de ofrecerle un cumplido. Un poco de galantería a menudo incrementa tus oportunidades.

Aquí tienes un ejemplo:

“Vi tu perfil por casualidad mientras buscaba especialistas en comunicaciones corporativas con experiencia, y me impresionó mucho lo que has logrado en los últimos ocho años”.

4) “Vi tu perfil y me gustaría conectarme contigo”.

Esta frase es innecesaria. Después de todo, si no quisieras conectarte con esta persona, no estarías enviándole una invitación para hacerlo.

Peor aún, se centra totalmente en tus acciones y deseos. Al prospecto no le interesa lo que quieres, en especial si tenemos en cuenta que nunca ha hablado contigo en la vida.

Qué decir en cambio: 

Si quieres que tu mensaje se reciba positivamente, céntrate en lo que el prospecto busca. Esto podría requerir algo de investigación. Por ejemplo, podrías revisar su cuenta de Twitter para ver si ha mencionado algunos desafíos en el trabajo; o podrías revisar la página de empleo de la empresa para hallar puestos para los que puedas recomendar una conexión o que señalen una dirección estratégica relevante para tu producto.

De manera alternativa, comparte en el prospecto un recurso que creas que podría beneficiarlo.

Echa un vistazo a estas frases de ejemplo:

  • “Leí tu tweet sobre la búsqueda de una herramienta de videoconferencia confiable. Mi equipo es muy fan de Zoom :)”
  • “He visto que BiggerPlanet está buscando un científico de datos. Hemos realizado una búsqueda similar en nuestra empresa y nuestro equipo encontró esta guía de contratación extremadamente útil [enlace]”.

5) “Me encantaría explorar opciones de las que ambos podamos beneficiarnos”.

A diferencia de la última frase, al menos esta se centra en las ventajas mutuas de la conexión. Sin embargo, sigue siendo sumamente problemática: si aún no tienes claro cómo puedes ayudar a la otra persona, ¿por qué te quieres contactar con ella?

Además, este comentario da por sentado que el prospecto tiene el tiempo, la energía y el interés para sentarse a descubrir áreas de beneficio mutuo. Si así funcionaran las ventas, tendrías tu cuota de ventas satisfecha de por vida.

Qué decir en cambio: 

No esperes para “explorar” tus opciones y ofrécele valor al prospecto desde la primera interacción iniciando el proceso tú mismo. Si has hecho tus deberes pero todavía no se te ocurre ninguna manera de mejorar su vida, entonces céntrate en forjar una buena relación.

Aquí tienes dos ejemplos:

  • “Yo también soy del área metropolitana de Buenos Aires. ¡Viva el Boca! Sería genial que nos conectáramos por aquí”.
  • “He visto que entre tus intereses está la escalada. ¡Qué interesante! ¿Qué te pareció la película “Everest”?”

6) “Me encantaría que te unieras a mi webinario. Regístrate aquí: [enlace]”.

Esta frase presenta varios problemas. Primero, está demasiado orientada a tus objetivos. Claramente estás intentando generar tráfico para tu webinario y llevar al prospecto a tu embudo sin entender si realmente podría verse beneficiado con la discusión.

Segundo, comienza con “me encantaría…”. Pete Caputa, CEO de Databox y exvicepresidente de ventas de HubSpot, aconseja a los representantes eliminar frases como “me encantaría”, “me gustaría” o “quiero” de su vocabulario.

Según sus propias palabras: “¿A quién diablos le importa lo que tú quieres? Los prospectos no se interesan por ti. Les interesa su bienestar, sus necesidades y su propia agenda”.

Es la dura realidad.

Qué decir en cambio: 

Resulta sencillo modificar este tipo de invitación para que no resulte decepcionante: tan solo selecciona el texto y bórralo. Cuando te hayas conectado con un prospecto y estés familiarizado con su situación, sus intereses y sus posibles debilidades, entonces, y solo entonces, podrás enviarle el enlace a un webinario que sabes que le resultará relevante.

Si te tienta usar “me encantaría…” en una sección diferente de tu mensaje, Caputa recomienda intercambiar esta expresión con algo como “¿te interesaría…?”

7) “Tienes un perfil excelente. ¡Vamos a conectarnos!”

Desafortunadamente, los representantes usan esta frase sin sentido en sus solicitudes de conexión todo el tiempo. A los prospectos no los convencerá un poco de adulación. Saben que este cumplido podría ser para cualquiera que tenga una cuenta de LinkedIn. Y además, ¿cómo es un perfil “excelente”? ¿Y por qué eso sería un motivo para conectarse?

El mundo nunca lo sabrá, así que no incluyas esta línea en tus invitaciones.

Qué decir en cambio: 

Los cumplidos surten efecto cuando son específicos y genuinos. Con esto en mente, busca algo que realmente admires sobre la trayectoria profesional del prospecto, su lista de logros o su empresa.

Aquí tienes una idea: “Comencé a usar HubSpot CRM hace un mes y no lo voy a dejar. Es potente y fácil de usar. ¡Muchas gracias por crear un producto tan increíble!”

Si quieres elogiar directamente al prospecto, prueba algo como: “¿Tres promociones en seis años? ¡Eres increíble!”

8) “¿Podría hacerte una consulta sobre [un tema]?”

La mayoría de las personas tienen una respuesta visceral e inmediata a esta pregunta, y no es precisamente buena. “Consultar algo” trae imágenes mentales bizarras, violentas y parasitarias, así que no hay dudas de que debes eliminarla de tus solicitudes de conexión.

Qué decir en cambio: 

Conectarse con los prospectos pidiendo su consejo es una estrategia estupenda: te da la oportunidad de hablar cara a cara (o por teléfono) a la vez que los haces sentir una autoridad en la materia. Sin embargo, hay una mejor manera de preguntar.

Comienza halagando su experiencia y luego pregunta si estaría disponible para concertar una llamada o una reunión. Por ejemplo:

“He seguido tu blog sobre buenas prácticas de SEO por años. ¿Estarías disponible para concertar una reunión rápida de 20 minutos cuando mejor te venga para hablar sobre fragmentos enriquecidos?”

9) “Me gustaría añadirte a mi red profesional en LinkedIn”.

Esta frase es el mensaje que sugiere LinkedIn por defecto cuando envías una solicitud para conectarte con otro usuario. Si tu prospecto la ve, sabrá que no hiciste ni el más mínimo esfuerzo para personalizar tu invitación.

Qué decir en cambio: 

Cualquier cosa es mejor que esto (excepto las ocho frases anteriores, claro está). Haz referencia a cómo conoces al prospecto, comenta un contenido que haya publicado y añade una cuota sustancial de valor.

Una vez que hayas eliminado estas frases avergonzantes de tus solicitudes, tendrás más posibilidades de que tus prospectos te acepten. Y cuando eso suceda, podrás deslizarte en sus bandejas de entrada como todo un profesional.

Via: Hubspot

El material con el que está hecha tu Oferta Personal

¿De qué estás hecho? ¿Qué tienes en tu inventario personal con lo que puedas crear algo valioso? ¿Cómo puedes combinar los elementos heterogéneos y aparentemente desconectados que has acumulado durante años?

Experiencias (buenas, malas, extrañas, sentimentales, desagradables…), conocimientos (académicos, vitales, emocionales,…), habilidades de todo tipo, hábitos,… Somos lo que somos como resultado de nuestra historia personal. Así que, cada acción, cada elección, tiene su lección.

Cómo ir de 0 a 21,5 millones de usuarios en 8 años con marketing de contenidos

Como te puede haber sucedido a ti también, si tienes tu propio proyecto de emprendimiento y en tu equipo cuentas con programadores, el desarrollo de la plataforma y la tecnología tienen interesantes desafíos que, por lo general, pueden mantenerte ocupado los primeros meses.

Una vez alcanzado un producto mínimo viable el error de todo emprendedor novato es pensar que el éxito esta garantizado. Sin embargo, este es tan solo tu primer paso.

Tu siguiente meta está basada en diseñar un proceso escalable para la generación de nuevos clientes y es allí donde entran en juego el marketing de contenidos y los 4 pasos que voy a compartir contigo a continuación.

Las mejores plataformas alternativas a Youtube para monetizar tus vídeos

1 de cada 2 internautas -cerca de mil millones de personas- utilizan Youtube, lo cual convierte a esta plataforma en una excelente vía para conseguir ingresos a través de la monetización de contenidos. Sin embargo, si quieres ampliar tus posibilidades, hoy te contamos cuáles son las mejores alternativas a la todopoderosa herramienta de Google.

Read More…

Porqué estas perdiendo dinero al no usar embudos de venta con videos

Te aseguro que por mucho rechazo o miedo que le tengas al vídeo no podrás ignorar todo lo que te voy a contar en este post. Para mí renunciar a los vídeos es lo mismo que rechazar a alguien que te da billetes de 500€.

¿De verdad le vas a decir que no?

¿Seguro?

Así me gusta.

Ponte cómodo y prepárate que hoy viajamos al mundo de la conversión.

Cuando la Ley de Atracción no alcanza

Yo escuchaba hablar de la Ley de Atracción y me costaba mucho creer que fuera cierto. A medida que pasó el tiempo me encontré con una, después dos y después más, personas que me contaban sobre sus propias experiencias y yo ví los cambios en sus vidas. Y también me hablaban de la Ley de Atracción. Decidí asomarme un poquito y ví la película “El Secreto“. Me gustó, me entusiasmó y hasta armé mi propio Tablero de sueños! Sin embargo, los cambios no llegaban a mi vida, yo seguía lejos del estilo de vida de mis sueños.

Más tarde comprendí que no era sólo la Ley de Atracción, había más leyes sobre las que yo tenía que aprender… Read More…

Las 8 mejores técnicas para gestionar mejor tu tiempo y el de tu equipo

El tiempo es oro, tanto en términos de realización personal, conciliación y ocio como de organización y productividad. Si no has dado con la fórmula para organizarte bien ni puedes evitar las distracciones o pérdidas de tiempo, tenemos 8 estrategias muy útiles para ti.

La manera en la que administramos nuestra jornada laboral, disponemos las técnicas, herramientas y espacios más propicios para incrementar nuestra productividad y eliminamos el foco de nuestras distracciones y fuentes de desequilibrio -como las aplicaciones de mensajería o las notificaciones de redes sociales durante el horario de trabajo- influye en gran medida sobre la gestión del tiempo, y por ende, sobre los resultados obtenidos. 

Si ya de por si optimizar el tiempo y los horarios propios no se trata de una tarea sencilla, menos aún lo es cuando tienes una plantilla a tu cargo. Si quieres mejorar tu capacidad organizativa y la de tu equipo al completo, no te pierdas los siguientes ocho consejos sobre la gestión horaria.

8 excelentes técnicas de gestión del tiempo

  • Adherirse a un horario fijo y personalizado: Cada persona debe buscar cuáles son sus momentos, picos y franjas horarias más productivas del día y respetar los horarios marcados, asegurándose de contar con los recursos necesarios para poder trabajar sin interrupción ni molestias desde que empiece. ¿Qué tu productividad cae en picado por la tarde? Mejor madrugar. ¿Qué precisas hacer pequeños descansos periódicos? Utiliza la técnica Pomodoro. Según tu propia experiencia, podrás establecer las prioridades y la dedicación a cada proyecto con el máximo rendimiento.
  • No permitas que el correo electrónico sabotee tu productividad: El email puede convertirse en una herramienta productiva o en un lastre, especialmente si lo consultas a cada momento o pretendes dar respuestas inmediatas a todos los clientes o proveedores. Lo mejor es que establezcas un momento del día -por ejemplo, a primera hora de la mañana o a última de la tarde- para organizar tu bandeja de entrada, eliminar correos o enviar mensajes de correo electrónico a otros miembros del equipo.
  • Elimina las reuniones innecesarias: Por supuesto que las reuniones deben convertirse en espacios y momentos eficaces para planificar proyectos, obtener feedback y solucionar problemas, pero debes intentar reducirlas a un número o duración productiva en lugar de fijarlas por sistema. Pregunta a los empleados cuáles son los mejores momentos del día o de la semana para no frenar su productividad o interrumpir sus tareas, empleando instrumentos organizativos como Google Calendar. Además, apúntate nueve cosas que no debes hacer durante una reunión.
  • Divide tus tareas en categorías: Algunas personas pueden desarrollar perfiles multitarea a excepción de cuando están, por ejemplo, escribiendo o desarrollando un proyecto de investigación. Dependiendo de aquellas cosas que puedas hacer ininterrumpidamente y otros para los que puedas realizar descansos, divide tu horario y sus pertinentes descansos y mejora tus hábitos, eliminando los más negativos de forma progresiva.
  • Descubre los beneficios del silencio: Es estupendo parar para tomar un café y conversar o utilizar el diálogo como herramienta de debate, pero también son necesarios los momentos de total silencio, ya que este evita las distracciones propiciadas por los sonidos de la calle o los pitidos de los aparatos electrónicos.
  • Ayuda digital con los asistentes de tareas: Utilizar deadlines, aplicaciones de gestión de tareas y herramientas de trabajo colaborativo -como la suite de aplicaciones de Google, Slack, Hipchat, Trello, Taskade, Evernote, etc…- es fundamental para organizarte y que no se te olvide resolver los asuntos más importantes, especialmente si eres una persona despistada u olvidadiza.
  • Planifica el día de antemano: Comienza el día un plan elaborado -y anotado si se quiere, a mano- la noche anterior o durante el café del desayuno. Analizar y plasmar de forma gráfica tus compromisos diarios puede ayudarte a comprender a desglosar las tareas pertinentes para resolver todos los puntos necesarios y alcanzar cotas más elevadas de productividad.
  • Permite a tu equipo encontrar el mejor sistema sin imponerlo: La flexibilidad y la retroalimentación serán tus mejores amigas si las usas con acierto, ya que de esta manera tu equipo podrá expresar que sistemas -tanto de gestión de horarios, conciliciación y trabajo remoto como de implementación de diferentes herramientas y mecanismos colaborativos. Cuanto más margen tenga tu plantilla para tomar sus propias decisiones con respecto a la optimización del tiempo, mucho mejor.

Vía | Smallbiztrends